En horas del mediodía de ayer, una pequeña de un año y tres meses de edad tuvo que ser trasladada de urgencia luego de caer a una pileta en la zona de Las Paredes.

Fue el propio padre quien trasladó a la niña, mientras que la Policía, ya notificada del trágico evento, montó un operativo para despejar el tránsito.

En primera instancia fue llevada a la Policlínica Privada, donde se logró reanimarla. Luego fue trasladada al hospital Teodoro J. Schestakow, quedando internada en la sala de Terapia Intensiva Infantil.

De acuerdo a información oficial, la chiquita tuvo un paro cardiorrespiratorio por asfixia y su estado es crítico.