El Ministerio de Seguridad de nuestra provincia y la Nación trabajan firmemente en el intercambio de datos de personas con antecedentes con el fin de erradicar la violencia en el fútbol.

El acuerdo está dado en el marco del sistema Tribuna Segura cuyo gran objetivo es que la familia regrese a las canchas. Se trata del programa que arrancó en setiembre del año pasado en Buenos Aires y tiene como fin extenderse a todo el territorio nacional.

Dicho convenio consiste en intercambiar información sobre personas que tengan pedido de captura o sobre la cuales pesa el derecho de admisión. La idea es que los hinchas de corazón puedan ingresar a ver un espectáculo a un lugar que les brinde seguridad y erradicar para siempre a los barrabravas.

La barrera es sencilla, ya que por medio del escaneo al documento nacional de identidad a todos los que concurran a una cancha se podrá saber en el acto si hay personas que son parte de la lista negra. Esto significa que será obligatorio concurrir con el DNI en la mano.

El sistema no requiere mucha infraestructura, teniendo en cuenta que el escaneo se hará por medio de un teléfono celular donde se llega fácilmente a una completa base de datos del Poder Judicial y de la Policía Federal.

En Mendoza, por ejemplo, ya son 60 los barrabravas que tiene prohibido entrar a las canchas, de acuerdo a lo que se informó oficialmente. En ese punto, la normativa de Tribuna Segura es muy clara, dado que se trata de sujetos que “nunca más” podrán pisar un estadio en cualquier punto del país.

Silvio Barroso